Banana Ergo Dios

Bastante decepcionante para dios, debo decir.
La mejor frase del tropi-Anselmo: “Sabes cómo llaman a las bananas? Pesadilla-de-ateo”