Noumenoides se rinde ante la palabra de Nazareno Santayana, el niño predicador 

Yo no soy de la Evo-lución!